Quizás estés demasiado familiarizado con el dolor de rodilla, especialmente si eres deportista. Pero, ¿Qué causa el dolor en la rodilla? ¿Qué tipo de síntomas están involucrados? ¿Y qué puedes hacer para abordarlo?

Nuestras rodillas están sometidas a una gran tensión todos los días. Por eso están equipadas con una variedad de cartílagos, músculos y tendones. Sin embargo, muchas personas todavía sufren de dolor en las rodillas. A menudo, el dolor no proviene de la articulación de la rodilla. La movilidad limitada y la tirantez se manifiestan como desequilibrios, irritación e inflamación.

A menudo, el diagnóstico no es claro y se basa completamente en la descripción que hace el propio paciente de sus síntomas. Se administran medicamentos antiinflamatorios y analgésicos como tabletas y ungüentos para un alivio rápido. Claramente, estos pueden ofrecer un remedio a corto plazo para tu dolor, pero no te ayudarán a tratar las causas reales. Es un poco como colocar cinta adhesiva sobre la luz de advertencia de tu auto: olvidas que tu auto tiene un problema por el momento, pero tarde o temprano, se volverá loco.

Aquí está la buena noticia: puedes deshacerte de tu malestar con algunos ejercicios simples.

Visita a un médico si:

  • Ya no puedes poner peso sobre tu rodilla
  • No puedes estirar y doblar completamente la rodilla
  • Tienes enrojecimiento, hinchazón o dolor intenso.
  • Tu pierna o rodilla se ve visiblemente deformada o desalineada.

¿QUÉ ES EL DOLOR DE RODILLA?

El dolor en la rodilla es un problema común en personas de todas las edades. Pero no todos los dolores de rodilla son iguales.

Por ejemplo:

  • El dolor en la zona de la rodilla después de hacer deporte puede ser causado por una tensión excesiva o un estrés desequilibrado en la rodilla.
  • El dolor al subir escaleras puede ser un indicio de osteoartritis de la rodilla detrás de la rótula.
  • El dolor interior de la rodilla en la articulación de la rodilla sugiere una lesión del ligamento interno o una lesión del menisco.
  • El dolor en la parte exterior de la rodilla es un síntoma típico de la rodilla del corredor.
  • El dolor de rodilla al doblarse puede sugerir un desgarro de menisco.

Como puedes ver, existen algunas causas muy diferentes de dolor de rodilla.

Estos tres tipos de malestar son los más comunes:

  • Rodilla de corredor (síndrome de la banda iliotibial)
  • Síndrome de dolor patelofemoral
  • Tendinitis rotuliana (rodilla de saltador)

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DEL DOLOR DE RODILLA?

¿Te preguntas qué tipo de dolor de rodilla tienes? Verificar con tu cuerpo puede arrojar algo de luz sobre esto.

Rodilla del corredor (ITBS)

El lugar del dolor hace que sea fácil distinguir el síndrome de la banda iliotibial (ITBS) de otros tipos de dolor de rodilla. La rodilla del corredor generalmente afecta la parte externa de la rodilla y, por lo general, solo después de correr durante mucho tiempo.

Los síntomas típicos de la rodilla de corredor incluyen:

  • Dolor de rodilla en la parte exterior de la rodilla después de correr.
  • Una sensación de chasquido en la parte exterior de la rodilla.
  • Dolor que empeora con el tiempo.

Síndrome de dolor patelofemoral

¿Tienes dolor alrededor de la rótula o directamente debajo de ella? Probablemente esté relacionado con un problema de seguimiento o compresión de la rótula o con un desequilibrio biomecánico.

Los síntomas típicos del síndrome de dolor femororrotuliano incluyen:

  • Dolor agudo debajo de la rótula
  • Dolor que empeora si ejerces más presión sobre la rodilla
  • La rodilla es inestable (se inclina hacia adentro), lo que se conoce como posición en valgo

Síntomas típicos de la tendinitis rotuliana (rodilla de saltador)

  • Dolor agudo debajo o por encima de la rótula
  • El dolor se vuelve más intenso cuando la articulación de la rodilla se dobla más.
  • El dolor empeora mucho con los movimientos explosivos.

¿QUÉ CAUSA EL DOLOR DE RODILLA?

Factores que hacen que la rodilla de corredor sea más probable:

  • Piernas arqueadas
  • Mala estabilidad pélvica
  • Piernas de diferentes longitudes
  • Músculos acortados en la parte exterior del muslo.
  • Pies inclinados hacia afuera
  • Tener sobrepeso
  • Dolor de rodilla después o mientras corre

Factores que hacen más probable el síndrome de dolor femororrotuliano:

  • Tocar rodillas
  • Rótulas inestables
  • Alineación anormal de piernas
  • Pie plano
  • Caminar con frecuencia por pendientes
  • Permanecer sentado por largos períodos

Factores que aumentan la probabilidad de tendinitis rotuliana:

  • Alineación incorrecta de las piernas
  • Piernas de diferentes longitudes
  • Sobreesfuerzo frecuente de las rodillas al saltar (rodilla del saltador)
  • Músculos de las piernas acortados
  • Permanecer sentado por largos períodos

¿QUÉ PODRÍA AYUDARTE SI TIENES DOLOR EN LA RODILLA?

El movimiento es el mejor tratamiento para casi cualquier tipo de dolor que afecte tu sistema musculoesquelético. ¿Tu médico te ha recomendado electroterapia, medicamentos o inyecciones? Entonces, tómate un tiempo para repensar tu tratamiento. Estos métodos pasivos pueden respaldar tu recuperación, pero no abordan la causa. El objetivo final debe ser mejorar el equilibrio de su cuerpo y hacerlo más fuerte, lo que, a su vez, lo hará más resistente.

La mayoría de las veces es difícil determinar de dónde proviene exactamente el dolor en la rodilla. Nuestro enfoque incluye un programa integral: miofascial auto-masaje, estiramientos y ejercicios de movilidad, y la activación selectiva y ejercicios de fortalecimiento. Encuentra los ejercicios adecuados para ti aquí.

Si ya estás haciendo ejercicio: proteger completamente el área afectada puede hacerla menos resistente que nunca a largo plazo. Así que sigue moviéndote, pero no hagas ejercicio más allá de tu umbral de dolor. Recuerda: sigue ejercitándote hasta el límite de su ausencia de dolor tanto como sea posible y, al mismo tiempo, trabaja en los desequilibrios que tengas.

Para los corredores, se aplicaría lo siguiente: si puedes correr hasta cinco kilómetros sin dolor, entonces corran esos cinco kilómetros, ni más ni menos. Este principio se aplica a todos los entrenamientos y deportes.

NO DEJES QUE LLEGUE A ESE PUNTO, LA PREVENCIÓN ES LO MEJOR.

Vigila tu peso: cada kilo adicional ejerce presión sobre sus articulaciones y hace que se desgasten más rápido. Si quieres hacerle un favor a tus articulaciones, mantén una dieta saludable y mantente activo.

Se activo: la actividad física es importante, no solo cuando se trata de controlar tu peso, sino también para fortalecer sus músculos. Los deportes de bajo impacto como la natación son más apropiados que los deportes que involucran saltos y carreras de velocidad con cambios abruptos de dirección.

Consigue tu técnica correcta: tu forma para la actividad específica que estás realizando es especialmente importante. Cuando corras o realices un entrenamiento de fuerza, asegúrate de aplicar la técnica correcta para evitar problemas.

Elije el calzado adecuado: los zapatos de tacón pueden parecer elegantes, pero ejercen mucha presión sobre las rodillas. Si tienes un pie desalineado, puedes contrarrestarlo con las plantillas adecuadas.

Escucha a tu cuerpo: si te duele, tómate un descanso.

>> Ir a ejercicios para el dolor de rodilla: 

Leave a Reply

×

Hola!! Nuestro horario de atención al público es de Lunes a Viernes de 10:00 a 20:00. Si deja un mensaje fuera de ese horario le contestaremos el próximo día hábil.

Para contactarnos por Whatsapp haga clic en el logo de abajo.
× Hola!! ¿Cómo puedo ayudarte?